Un nuevo despertar:¿Cómo atravesar la curva del cambio no deseado?

curva del cambio no deseado
Tiempo de lectura: 4 minutos

Ha salido el sol. Un nuevo día acaba de comenzar, con suerte, hemos podido descansar un poco más. No hay que ir a la oficina, así que ya nos ahorramos el tiempo que gastábamos en el tráfico.

Trabajaremos desde casa, todo parece genial.

Sin embargo, aún estando en nuestra propia casa, los problemas no se hacen esperar: los niños jugando, las compras que hay que hacer, las reuniones virtuales, el internet que se cae, otro discurso en la televisión anunciando más restricciones.

Pasan las horas y el tiempo se esfuma, cuando se supone que iba a ser nuestro gran aliado por no salir de casa.

Y no solo el tiempo se va. También la paciencia, la motivación y la productividad.

Quisiéramos huir, pero no se puede salir. La sensación de perder el control de la situación nos lleva a una enorme frustración. Y nos preguntamos: ¿qué pasó? ¿en qué momento todo cambió?

Podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que hoy vivimos una de las épocas más difíciles de la historia, la cual, ya está siendo comparada con la Segunda Guerra Mundial.

Es un gran reto para nosotros enfrentar este tiempo, pero no podemos olvidar lo que somos: seres humanos, que un día tenían una vida, y que en muy poco tiempo han tenido que ajustarse a otra.

En nuestras empresas, aún haciendo homeworking, podemos ser directores, supervisores o estar iniciandonos en la escalera corporativa, lo importante es que el ser que está detrás de esos roles se enfrenta al miedo, la desesperanza y la preocupación.

Vivimos un proceso de cambio y debemos adaptarnos a él cuanto antes. Por lo tanto, tendremos que llevar a la práctica algunas recomendaciones para superar lo que conocemos como la curva del cambio no deseado.

  5 Razones para tener una página web

Etapas de la curva del cambio no deseado

La curva del cambio está formada por las etapas que  debemos atravesar en todo proceso de duelo o transformación para lograr adaptarnos a una nueva realidad.

Se trata de sacar una enseñanza valiosa de lo que ha ocurrido. Esta curva aplica en la vida personal y profesional, y reconocer cada etapa es vital para no frustrarnos y no perder la esperanza en los tiempos difíciles.

El ejercicio que cada uno tendrá que hacer es analizar cómo está viviendo estas fases de la curva del  cambio no deseado dentro del contexto actual.

¿Qué es un evento de cambio no deseado?

Es esa nueva realidad que llega a nuestra vida. Cuando se espera el cambio, éste puede ser más fácil de llevar o será bien recibido si el cambio es favorable.

Sin embargo, la pandemia que vivimos ahora difícilmente se podía predecir o desear. Entonces, nos podemos preguntar: ¿cuál fue el evento que nos llevó a darnos cuenta que nada volvería a ser igual?

Una vez establecida la definición del evento de cambio no deseado, es preciso establecer las etapas de la curva:

curva del cambio no deseado

  • Negación: Es la respuesta natural del ser humano que le lleva a no aceptar la nueva realidad originada por el cambio indeseado, porque éste, de un modo u otro, nos causa dolor.

Dicha negación puede llegar con algunos rasgos de victimismo (“¿por qué a mí?”). El riesgo de esta etapa es precisamente quedarnos ahí, en la negación. Vale la pena preguntarnos entonces: ¿qué actitudes o comportamientos han evidenciado mi negación frente a la realidad actual?

  • Miedo: Es la incertidumbre que llegamos a sentir cuando nos damos cuenta que no podemos escapar de la nueva realidad. Acompañado por la angustia y la desesperanza, el miedo nos puede paralizar.
  Mejores tips para mantener viva tu marca

La mejor forma de avanzar en esta etapa es enfrentando el miedo, y la pregunta que debemos hacernos, para responder con toda sinceridad es: ¿a qué le tengo miedo?

  • Desierto: Es la etapa en la cual tocamos fondo. Sentimos tristeza, tenemos poca energía y nuestra creatividad se anula.

Quizás queremos dormir más y podemos estar más sensibles. No es nada raro llegar a una depresión. Sin embargo, si llegamos a este punto, debemos darnos ánimo, tomando conciencia de que esta etapa es normal y que tenemos que ayudarnos emocionalmente para poderla superar.

Las preguntas que nos podemos hacer son: ¿cómo estoy viviendo esta etapa de desierto? ¿qué hábitos puedo incorporar para avanzar mejor a través de este proceso?

  • Nuevos hábitos: Si hemos pasado todas las etapas anteriores con conciencia, llega un día en que nos damos cuenta que esta nueva realidad nos ha enseñado muchas cosas nuevas que nunca hubiésemos aprendido de no haber sido por el evento de cambio no deseado que tuvimos que enfrentar.

Aprendimos nuevos hábitos, nos interesamos en otras realidades e identificamos nuestra capacidad de resistencia y de adaptación. Nos dimos cuenta que el cambio no es tan malo.

Podemos preguntarnos: ¿qué enseñanzas obtuve de otros procesos de cambio que he tenido que vivir en mi vida? ¿qué aprendí y qué hábitos nuevos adquirí?

Conclusiones

Esta curva del cambio no deseado, se vuelve presentar cada vez que hay un evento que impacta o altera nuestra realidad. Por lo tanto, es importante que conozcamos cada etapa y aceptemos que la estamos viviendo, que el cambio es parte del vida misma y que por tanto, debemos ayudarnos a nosotros mismos a pasarlo con dignidad, sin ocultarlo o ignorarlo.

  La resiliencia en las organizaciones: Pasos para fortalecerla durante la crisis

Hoy estamos viviendo una de las épocas más importantes de la historia. Tomar conciencia del cambio que estamos viviendo nos ayudará a nosotros mismos, a nuestras familias y a las personas con las que ahora trabajamos, tal vez remotamente.

Lo que hagamos por cada uno de ellos, impactará positivamente en nuestro entorno y en la sociedad, y podrá ser nuestro granito de arena para aportar en medio de la adversidad. Y así, mañana podremos vivir un nuevo despertar, con más esperanza, mucha más energía y ganas de luchar.

 

Autor: Diana María Sánchez Cano

Consultora Empresarial