Diferencias entre emprendimiento y Startup

diferencias entre emprendimiento y startup
Tiempo de lectura: 3 minutos

Te has preguntado alguna vez ¿cuál son las diferencias entre emprendimiento y startup?A muchos individuos les emociona la idea de crear una empresa propia, aunque tengan que empezar desde cero.

Según Forbes, surgen aproximadamente 543.000 negocios nuevos al mes, de distintas clasificaciones.

Comúnmente, un negocio nuevo puede llamarse un emprendimiento o también un startup. Aunque estos dos términos pueden parecer conceptos similares, es indispensable entender que no son iguales

Conceptos básicos de emprendimiento y startup

Para entender la diferencia entre startup y emprendimiento, es necesario primero definir ambos conceptos.

Comenzaremos con la definición de los términos

Una startup, o compañía de arranque, es una  empresa nueva y emergente que generalmente se crea desde una idea innovadora.

Una startup usualmente es creada por poca gente, centrada bajo una gran posibilidad de crecimiento.

Un componente básico del startup es que la idea en que se basa debe hacer uso de la tecnología de información y/o de la comunicación.

Por tanto, podemos afirmar que la startup es un concepto reciente y moderno del negocio tradicional.

Por otro lado, el emprendimiento se refiere a la creación de un nuevo negocio con la intención de generar ganancias.

El creador de un emprendimiento, generalmente llamado emprendedor, invierte en un plan y modelo de negocio probado, seguro, sustentable y a corto plazo. Por lo general, se crean desde ideas tradicionales y rentables.

Diferencias  entre  emprendimiento y startup

emprendimiento vs startup

Al comprender las definiciones, podemos indicar ahora las diferencias esenciales entre las mismas.

  10 errores al emprender un negocio digital que puedes estar cometiendo

A continuación te presentamos 3 características principales entre startup y emprendimiento:

1. Idea innovadora o tradicional

Se puede decir que la principal diferencia entre estos dos tipos de empresas se centra en el tipo de idea en la que se basan.

Como hemos mencionado, la idea detrás de una startup es un concepto innovador, único y original, que no se ha visto antes y que aporta algo nuevo y beneficioso. Usualmente esa idea se basa en algo tecnológico.

Esto no significa que la idea de un emprendimiento no sea especial, solo que está basada en un concepto tradicional o que ya ha sido usado con éxito en el pasado.

Por ejemplo, un emprendimiento puede ser una agencia de limpieza, lo cual es un concepto tradicional, probado y conocido por muchos. Por tanto, este tipo de empresa no se puede llamar startup.

2. Objetivo y modelo de negocio

El  startup y el emprendimiento, como tipos de empresas nuevas, generalmente tienen objetivos muy similares, pero con algunas diferencias sutiles.

Si por ejemplo hablamos de la startup podemos decir que  comienza desde una idea innovadora, uno de sus principales objetivos es lograr exponer esta idea al público, y que más gente la conozca.

Muchas veces buscan atraer la atención de un inversionista o de empresas más grandes.

La meta de un creador de startup es lograr una innovación tecnológica y, mediante este proceso, lograr encontrar el modelo de negocio preciso para que su producto o servicio tenga éxito.

Por otra parte, el modelo de negocio usado por un emprendimiento es uno probado, con un plan estructurado y sustentable. El objetivo principal de un emprendimiento es ganar dinero y lograr un negocio rentable.

  Emprendimiento digital: Cómo iniciar un negocio online

3. Rentabilidad de largo o corto Plazo

Finalmente, aunque es natural que los creadores de una startup también se preocupan por la rentabilidad del producto o servicio, se diferencia del emprendimiento en el plazo de tiempo en el que desean alcanzar su rentabilidad.

Una startup se enfoca en :

  •  Dar a conocer su idea
  • Busca ganar dinero eventualmente pero a largo plazo
  • Aspiran lograr un crecimiento exponencial del negocio con el objetivo de llegar algún día a ser una gran empresa.

Muchas de las grandes compañías de esta época, como Facebook y Snapchat, empezaron como startups, antes de crecer a lo que son hoy.

Un emprendimiento, sin embargo, se enfoca en un:

  • Desarrollar una idea o proyecto propio
  • Generar un Plan de rentabilidad a corto plazo.
  • Ganar dinero mediante un modelo de negocio estructurado.

Como ya lo hemos visto, ambos modelos son necesarios dentro del mercado financiero. A pesar de sus diferencias, cualquiera de ellos pueden ser muy útiles para desarrollar esa idea de negocio que tienes en mente.

¡Haz realidad tu idea de negocios junto a Consultáneo! Contamos con una red de más de 4000 especialistas en áreas digitales listos para hacer el trabajo por ti.

Contrata al consultor o freelancer que necesitas para escalar tu emprendimiento digital