La resiliencia en las organizaciones: Pasos para fortalecerla durante la crisis

la resiliencia en las organizaciones
Tiempo de lectura: 7 minutos

Como nos enseña el motivador y conferencista australiano Sam Cawthor, quien perdió su brazo derecho y estuvo clínicamente muerto por unos minutos luego de un espantoso accidente automovilístico, “debemos aprender a aprovechar el valor de una crisis para desarrollar resiliencia ”. A veces, necesitamos estar en medio de una situación difícil para ver esto posible.

Cuando tenemos un problema tanto en lo personal, como en nuestra organización, tendemos a postergar su manejo, pero cuando ese problema se eleva a una crisis, es el punto donde decimos: ‘’debo salir de esta situación’’.

Hace ya unas semanas que la emergencia sanitaria por el COVID-19, nos tiene en vilo (preocupación e inquietud) y nos ha puesto a prueba tanto en lo personal como en lo laboral para medir nuestros niveles de resistencia . En este punto, el asunto de la resiliencia en las organizaciones  es un tema a trabajar.

Pero cuando este problema tomó tinte de crisis y puso al mundo de rodillas, nos dimos cuenta que para hacerle frente, no estábamos preparados y habíamos perdido un tiempo valiosísimo en el que pudimos habernos preparado para este cambio.

Esta situación, de la que aún no hemos podido librarnos nos ha puesto a prueba. Y digo esto porque desde el primer día que se decretó la emergencia sanitaria empezaron a surgir ciertos conflictos individuales y organizacionales de forma intempestiva. Por ejemplo, las grandes cargas de trabajo, largas jornadas laborales, retroalimentación negativa o ninguna retroalimentación.

La resiliencia en las organizaciones

A la cultura laboral omnipresente y siempre activa, se suma al estrés acumulado, esto ocurre al difuminarse los límites entre nuestro trabajo y la vida privada.

Pero eso no es todo, como individuos y como organizaciones deberíamos preguntarnos qué debemos hacer para mantener en alto el espíritu de los empleados a distancia, cómo gestionar el equipo remoto, y cómo actuar con aquellos que no toman esta situación con la actitud resiliente que ahora necesitamos.

En estos tiempos, las empresas deben proveer a los empleados de la tecnología, software, suministros de oficina y recursos necesarios para trabajar y poder llevar adelante las tareas. De no ser posible, darles un estipendio para que estos puedan comprar y así contar con los elementos básicos para trabajar.

Durante mis consultorías, tanto con  líderes de empresas, como de empleados, una de las preguntas que ambos se hacen  justamente es : ¿cómo vamos a trabajar desde casa, sino tenemos las herramientas adecuadas?

Algunos empleados manifestaron no tener computadoras de escritorio en casa, es posible que no tengan servicio a internet, y si los tienen, puede que no sean los más óptimos. Otros empleados nunca recibieron capacitaciones en home office ni habilidades digitales.

  5 Razones para tener una página web

Sabemos que si los empleados no cuentan con los materiales y competencias necesarias pasarán mucho tiempo tratando de solucionar problemas que finalmente llevan al estrés y al agotamiento.

Otro punto en el que hay que insistir es, cómo los gerentes van a conectar con los empleados para que emocionalmente no decaigan.

Tengamos en cuenta que trabajar desde casa en esta situación, puede ser un gran desafío y podría llevar a consecuencias frustrantes para ambas partes, convirtiéndose en una situación  perder-perder.

Entonces, ¿qué haremos para poder conectar con esos empleados que están tratando de trabajar, mientras sus hijos hacen la tarea, o que tal vez su familia está toda reunida en casa haciendo sus actividades con un ordenador que no funciona correctamente y el internet que tampoco ayuda?

Los gerentes deben contemplar que pueden haber algunos hogares que no cuentan con la infraestructura, ni la comodidad necesaria para que las personas convivan muchos días manteniendo un mínimo nivel de entusiasmo y por ende un buen rendimiento laboral.

Hay casos extremos como estos que probablemente no podemos solucionar de forma material, y en el que solo nos queda como líderes aumentar nuestros niveles de comprensión o empatía por un lado, y por el otro reforzar las capacidades emocionales de nuestros colaboradores.  

Hoy hay organizaciones y directivos  que sugieren llevar adelante iniciativas como tener un lunch virtual todos juntos, o crear un club de lectura online para poder reforzar la cultura organizacional, entre otras iniciativas, las cuales son válidas y bienvenidas. Es fundamental seguir trabajando en ellas.

La resiliencia, un músculo que se entrena

Resiliencia es la capacidad de rebotar, de recuperarse, de tener una mirada positiva, mostrar empatía, inteligencia emocional, autoeficacia para hacer frente a la situación y prosperar a través del cambio constante.

Además, puede que sea el rasgo psicológico más importante en la vida laboral actual y en el cual debemos trabajar sin descanso. Es mucho más efectivo desarrollar esta aptitud con el personal existente, que intentar seleccionar posibles candidatos para luego determinar si sus rasgos de personalidad los hacen más propensos a sucumbir el estrés o no.

No hay ningún test que pueda predecir con 100% de exactitud, la capacidad real de un individuo para hacer frente a una crisis. Debemos de forma inmediata ponernos a ejercitar los músculos de la resiliencia de nuestro equipo. La resiliencia es entrenable. 

Viene a mi memoria la famosa historia de Paganini y su violín, que mientras se rompía una a una las cuerdas de su instrumento en medio del recital, y mientras la orquesta y el director cesaban, él continuaba tocando sin que nada lo perturbase. Perdió primero una cuerda, luego otra y luego otra, quedo con una sola, pero Paganini no se detuvo. Mirando sus partituras seguía extrayendo melodías angelicales de su violín destrozado. Al ver esto el público embelesado no paraba de aclamarlo.

  Contrataciones públicas en Venezuela: ¿Aplica la contratación directa en estado de alarma?

Con el estruendo de cada cuerda rota, el director se detenía, luego, al ver al maestro continuar, se animaba a seguirlo, sumándose así la orquesta. Pero claro, el maestro se había preparado, pasaba horas de entrenamiento y sufrimiento para hacer frente a cualquier situación adversa que pudiera presentarse, tal como sucedió esa noche en aquel teatro.

Ante las consultas, me puse rápidamente a elaborar un plan sencillo, de fácil aplicación y lo hice transmisible a quienes quisieran tenerlo para afrontar esta situación de la mejor manera. Al final de este artículo, podrán encontrar algunas de las recomendaciones que elaboramos en FJR Consulting Group y compartimos con nuestros clientes.

Si no estamos entrenados en el poder de rebotar (resiliencia), sufriremos el estrés y no podremos hacerle frente. Cuanto más pobre nuestro conocimiento más pobre será nuestra reacción a la crisis. Eso nos llevará a la pérdida de confianza, disminuirá nuestra autoestima y los resultados escasos que podamos lograr afectarán a las organizaciones en tiempos que necesitamos que estén más fuertes que nunca.

Pero si fortalecemos nuestras habilidades de resiliencia, estaremos cómodos cuando la incertidumbre es alta y tendremos la capacidad de no doblarnos bajo presión, y recuperarnos.

Necesitamos que las organizaciones pongan en movimiento un entrenamiento para practicar la resiliencia y ser capaces de lidiar y prosperar frente a la verdadera adversidad.

El propósito fortalece la resiliencia

Esta es una crisis que nos brinda la tremenda oportunidad de poner en práctica lo que venimos aprendiendo.

Puede que sea un momento en el que tengamos que enfocarnos en nuestro verdadero propósito como organización. Los empleados lo reclaman, los gerentes en ciertas oportunidades no saben qué responder, porque el propósito ha sido dejado de lado o nunca se tuvo muy en claro cuál era.

Es momento que las organizaciones definan su propósito, y puedan decir claramente cuál es su oferta para el mundo. Te invito a preguntarte:

1.¿Cuál es o cuál ha sido, la intención que ha llevado a su organización a funcionar cómo funciona?

2.¿Cuáles son los supuestos y los valores clave de la organización?

3.¿Qué tan lejos dirían que están hoy en el camino de definir una forma de operar coherente con su propósito, intención y valores?

Recomendaciones para fortalecer la resiliencia en las organizaciones

la resiliencia en las organizaciones

Este es el momento para que los gerentes establezcan un tiempo para conversar con los empleados remotos, sobre proyectos de trabajo, por supuesto, pero también fortalecer las relaciones personales un: ¿Cómo te va? ¿Cómo puedo ayudarte? poniendo así en práctica la empatía. 

  La “Gig Economy” cambiará tu vida

En muchos entornos de oficina esto sucede en pequeños chats de 5 minutos durante todo el día. Ahora, la empatía, tendrá que ser un poco más intencional.

Particularmente creo que es el momento ideal para los jóvenes. Un momento excelente para que el choque generacional que surge en las organizaciones sirva para reforzar lazos, ya que los jóvenes tienen la capacidad de ser adaptativos al cambio; si pierden un trabajo saben que encontrarán otro, y si hay una crisis, tienen la capacidad de disociarse de la misma.

Pero con talento joven (el más grande segmento de la fuerza laboral hoy) y no tan joven en la organización, es oportuno empezar a invertir en forjar esa resiliencia que necesitamos para hacer frente a la crisis.

Comparto con ustedes esta guía de posibles acciones sobre cómo los gerentes pueden conectar con los empleados a través de los departamentos de recursos humanos.

 

  • Ante la adversidad, pensamientos positivos.
  • Pensar a corto plazo.
  • Pensar local, pensar en ti, en tu familia y cómo vas a contribuir para mejorar la situación en tu entorno más próximo. Ya que lo demás escapa de tus posibilidades.
  • Mantener la situación en perspectiva.
  • Hablar positivamente.

El lenguaje nos programa para ser más resilientes, debemos reemplazar palabras como:

La resiliencia en las organizaciones: Pasos para fortalecerla durante la crisis 1

Mi recomendación es que tanto los miembros del departamento de Recursos Humanos y/o Gerentes  relean el propósito de la organización y si no lo tienen, pónganse a trabajar juntos en armar uno.

Si no tienes claro como armar un modelo efectivo que potencie las habilidades de tus trabajadores, comparto el propósito y valores de una empresa que actualmente asesoramos:

Ser los mejores en lo que hacemos.

Tener confianza total en tu equipo, porque sabes que todos están bien preparados y porque sabes que te van a cubrir si surge alguna necesidad.

Siempre estar preparándonos, estudiando y mejorando nuestras habilidades.

Trabajar a nuestro máximo nivel y hacer las cosas de la mejor forma posible.

Es importante transformar este tiempo de distanciamiento social en un momento para el fortalecimiento de nuestras organizaciones tanto en lo gerencial como en lo humano.

A continuación algunas sugerencias:

resiliencia en las organizaciones

La resiliencia en las organizaciones: Pasos para fortalecerla durante la crisis 2

Cuando todo parece derrumbarse, despertemos el “Paganini” nuestro, porque la celebridad está en continuar cuando todos parecen abandonar.  La resiliencia no es más que la capacidad de reponernos rápidamente ante las dificultades, enfocarnos siempre en avanzar y visualizar en quien podemos convertirnos.

¿Qué acciones vas a poner en práctica  para sacar la mejor versión de ti ?

 

Autor: Fabio J Rojas

Especialista en Derecho Laboral e Informático. Gestión del Talento Humano.

Fundador CEO de FJR Consulting Group.