10 errores al emprender un negocio digital que puedes estar cometiendo

errores al emprender un negocio digital
Tiempo de lectura: 7 minutos

La nueva economía digital junto al desarrollo de las tecnologías emergentes, ha hecho que muchos emprendedores se lancen a la aventura de emprender en internet. Sin embargo, aunque la idea sea buena, llevarlo al universo digital en forma de aplicación, e-commerce o página web puede ser todo un desafío, mucho más si no se cuenta con el equipo técnico necesario. Si estás iniciando un emprendimiento online o quieres mejorar el que ya tienes, es necesario tener en cuenta algunos errores al emprender un negocio digital

En muchas ocasiones el afán por salir al mercado o captar clientes sin una estrategia efectiva o sin tener un producto con los mínimos estándares de calidad, pueden hacer que el proyecto fracase o no alcance los resultados esperados.

Queremos acompañarte paso a paso hacia la realización de tu proyecto digital, es por eso que a continuación te daremos las señales necesarias para saber si tu negocio digital va o no por el camino correcto.

10 errores al emprender un negocio digital

La palabra “error”, por lo general, viene asociada al fracaso o a lo negativo. Sin embargo, detrás de todo gran proyecto exitoso, antes hubo un camino de muchos aprendizajes y lecciones.

¡Aprende de cada fracaso y tómalo como una gran oportunidad para mejorar! Veamos los principales errores al emprender un negocio digital

1. Pensar que tener una buena idea es suficiente

Tener una buena idea es buen inicio, pero hay mucho camino por recorrer para alcanzar el éxito. Para llegar a la cima, necesitarás empaparte de todo lo que gire en torno a tu negocio, necesitarás comenzar por indagar las mejores tecnología aplicadas a tu sector, identificar a tus competidores y tener una idea clara de hacia dónde quieres llegar.

Al iniciar un negocio, deberás armar una planificación organizacional paso a paso en distintas áreas, financiera, procesos, marketing y publicidad y tecnología. Lo más recomendable en esta etapa es asesorarte con consultores especialistas que te ayuden a crear una hoja de ruta para empezar con buen pie tu proyecto online.

2. No tener un producto mínimo viable

Otro de los errores más comunes es salir al mercado si testear o probar tu página web.

Es fundamental que antes de salir al ruedo, desarrolles un Producto Mínimo Viable (PMV) con las funcionalidades mínimas de tu sitio web y lo lances como prueba al mercado digital. El objetivo de este fase es recibir el feedback de los usuarios y detectar oportunidades de mejora.

Por ejemplo, si deseas lanzar una aplicación de envío de paquetes a domicilio, empieza por probar, cómo le va al servicio en un pequeño nicho o sector determinado, comprueba si la experiencia de usuario es óptima y fácil de entender y si satisface las necesidades del cliente para luego aventurarte a distribuir el servicio a nivel nacional o internacional.

3. Creer que tu producto no tiene competencia

Muchos emprendedores digitales cometen el error de pensar que, por el hecho de estar presente en internet y no de manera física, habrá menor competencia y esto es un completo error porque sucede todo lo contrario.

En el internet hay muchísima competencia, negocios que hacen los mismo que tú o que incluso tienen más tiempo en el mercado, por lo que no puedes perderlos de vistas.

Anteriormente resaltábamos la importancia de conocer qué hacen los competidores y esto es una realidad. No se trata de espiarlos o imitarlos, ni mucho menos de copiar sus estrategias, sino de analizar su modelo de negocio y a partir de ahí ofrecer nuevas soluciones que permitan diferenciarte de ellos, y alcanzar lo que se conoce en marketing como”ventaja competitiva”.

4. Dejar de compartir tu idea o proyecto porque “alguien te la va a robar”

¡Indudablemente un gran error! este tipo de error sucede con frecuencia, sobre todo cuando se está iniciando un negocio por primera vez.

Cuando el emprendedor cree tener una idea brillante, por lo general, siente miedo de compartirla con otras personas por temor de que le roben su proyecto y, puede que esto suceda, pero quizás es porque ha confiado en las personas inadecuadas.

 errores al emprender un negocio digital

Por eso es muy importante saber a quién le cuentas tus ideas. Es recomendable que cuando tienes en mente un proyecto pero tienes dudas, acudas a la opinión de un consultor o mentor empresarial que, de acuerdo a su experiencia, pueda darte las herramientas y el consejo preciso para aclarar todas tus dudas.

También, puedes probar suerte exponiéndole tu proyecto a un inversionista que tenga  las mismas visiones y intereses que tú. Podría ser una gran oportunidad para que tu idea crezca y se desarrolle con éxito.

5. Descuidar la experiencia de usuario

Hemos llegado a uno de los errores que tiene un costo muy caro dentro de cualquier negocio digital, se trata  de la Experiencia de Usuario (UX). Veámoslo así, la experiencia de usuario equivale a la atención que recibes cuando vas a una tienda física, si te sientes mal atendido o incómodo, ¿volverías a visitar ese lugar? por más de que el producto sea muy bueno, es muy probable que no.

Lo mismo sucede con tu negocio digital, la experiencia de usuario lo es todo, es necesario que consigas que tu web o tu app sea tan fácil de usar que el usuario quiera volver, y para eso, tienes que asegurarles que el tiempo que estén dentro de la tu web sea memorable.

Presta atención si la plataforma tiene tiempos de carga muy lentos, si es realmente intuitiva y fácil de usar y si realmente cumple con el servicio que ofreces.

Hay muchísimas herramientas que te pueden ayudar a rastrear el paso de los usuarios por tu sitio web como; los mapas de calor y las estadísticas de Google Analytics. Usa estás programas a tu favor y ofrécele a tus clientes la mejor experiencia posible para deseen volver

6. No invertir en tu negocio digital

Muchos emprendedores online suelen pensar: “para qué invertir si con las herramientas gratuitas me basta”. Esto suele ser un buen principio para comenzar, pero ten en cuenta que el proceso de crecimiento puede ser mucho más lento de lo que esperas.

Cuando hablamos de invertir hablamos no solo en invertir en recursos y herramientas para acelerar las funciones o automatizar los procesos de la web, también hablamos del recurso humano, del talento profesional que te va ayudar en el crecimiento. Ten en cuenta que, de la calidad de tus colaboradores, dependerá tus resultados, por ello es muy importante que no escatimes en capacitarte o contratar a los mejores profesionales adecuados.

Es importante ser honestos y comprender que el emprendimiento digital no es tan simple como lanzar una plataforma digital y ganar dinero a los dos días, hay que invertir para ver los resultados. Puedes ir poco a poco, dando pequeños pasos, hasta que despegues con más fuerza.

7. Creer que puedes hacerlo todo tú solo

Cuando inicias un negocio en internet, por lo general estás solo, vas ocupándote de algunos aspectos del proyecto en la medida de tus habilidades, pero seamos sinceros, no puedes con todo.

El mundo digital tiene muchas áreas que merecen ser atendidas y es un error pensar que podrás abarcarlo todo. A medida que vas creciendo necesitarás contar con un equipo de personas que tengan experiencia y conocimientos en áreas específicas, para ello, puedes confiar en el talento de consultores independientes o freelancers para que te ayuden en las áreas importantes de tu empresa digital.

10 errores al emprender un negocio digital que puedes estar cometiendo 1

 

Por ejemplo, necesitarás a una profesional de desarrollo web que te ayude a retocar el código cada que quieras mejorar ciertos aspectos de tu plataforma, o el apoyo de un consultor SEO que te ayude a posicionar tu web de forma orgánica.

Por supuesto que al iniciar, irás contratando servicios asequibles, pero poco a poco debes ir abriendo tu mentalidad empresarial, delegar funciones y contratar a los especialistas que necesitas para tu proyecto, mientras tú te dedicas a lo importante o a lo mejor que sabes hacer.

8. Centras todo tu esfuerzo en vender por redes sociales y no por la web

La redes sociales son una buena herramienta para generar tráfico a la web pero, no debes concentrar todos tus esfuerzos publicitarios y estratégicos solo para ellas.

Existen emprendedores que solo se plantean vender por Facebook o Instagram y, aunque puede que sea una buena manera de iniciar, es necesario plantearse un esquema de ventas directo que le facilite al cliente más información de producto y acceso a la compra inmediata.

Ten en cuenta que los clientes buscan soluciones y quieren que le des las vías de acceso más rápidas para adquirir tu servicios y la web es el mejor medio para lograrlo. Las redes sociales son una excelente opción para dirigir tráfico y crear fidelidad con la marca pero nunca serán sustituto de la página web ¡equilibra los esfuerzos!

9.  No conocer a tu cliente ideal

El comportamiento y las preferencias de los usuarios por internet es distinto al entorno físico u offline, incluso si se trata del mismo cliente.

Para que la experiencia de usuario y los servicios que se ofrezcan sea realmente atractivos para cliente digital es necesario que las empresas creen un “buyer persona”, o un perfil de usuario ideal según las características del producto o servicio y las necesidades del usuario.

Para encontrar a tu cliente ideal empieza por preguntarte:

  • Qué edad tiene y dónde vive
  • ¿En qué trabaja, o qué puesto tiene?
  • ¿Cuáles son sus aspiraciones?
  • ¿Cómo tu producto digital puede resolver sus necesidades?
  • ¿Cómo toma sus decisiones de compra en internet?
  • ¿Qué redes sociales frecuenta?
  • ¿Qué tipo de contenidos le interesa?

10. Me lanzo al mercado y en seis meses seré rico

No te adelantes al proceso. Al crear un negocio ya sea de forma tradicional o digital, es indispensable   tener paciencia y comprender que cada proceso requiere tiempo y mucho esfuerzo para empezar a ver los resultados.

¿Hay formas de acelerar el crecimiento? sí, muchas. Pero por lo general, muchos emprendedores digitales llegan a la web con una idea y miles de dudas, por recomendable ir escalando el proyecto por etapas, una primera fase de capacitación y una segunda fase para poner en marcha todo lo aprendido.

¡El fracaso hace parte del éxito! Es normal fallar, lo que no está bien es desistir de tu idea. Vuelve a intentarlo, sé perseverante y salta todos los obstáculos hasta llegar a tu meta.

Conclusión

Si has llegado hasta aquí es porque estás convencido que el emprendimiento digital es lo tuyo ¡Excelente decisión!

Ahora bien, como ya hemos visto a lo largo de este post crear un negocio digital requiere de mucho esfuerzo y dedicación para conseguir resultados. No solo basta con tener una buena idea, sino de aliarte con las personas precisas que te ayuden a impulsar tu proyecto y de tomar acciones y decisiones acertadas.

Si estás iniciando y tienes muchas dudas sobre tu proyecto, un buen paso es asesorarte con profesionales. En Consultáneo.com contamos con una red de más de 2000 consultores online listos para ofrecerte asesorías gratuitas.

Apúntate a nuestra web, y sé de los primeros en recibir ayuda profesional sin costo alguno.